La ventana.

Cuando estas en clase a veces una ventana es nuestra salvación.
El profesor se enroya más que las persionas y termina contando algo que no te interesa porque no tiene nada que ver con lo que estas estudiando.
Entonces tus ojos cometen un error crucial que es mirar por la ventana. Un pajaro se cruza delante tuya, las ramas del arbol que tienes delante, bailan junto al viento que las acaricia con una suabe brisa marina. Unos rayos do sol se cuela entre los brazos de ese monstruo natural que te invita a salir de esta jaula en la que estas y respirar aire fresco, que la brisa del mar te golpee la cara suabemente, te invita a que te de el sol y no estas luces blancas, una de ellas  medio rots que emite un leve pitido que te pone nerviosa. Pero sabes que no puedes así que solo te limitas a mirar e imaginar todo lo que podrías hacer allí afuera, lo que haras luego o solo inventas un mundo paralelo en el que solo caminas por la playa mientras las olas del mar te mojan los pies.
Todo esto puedes ver a través de una ventana mientras escuchas la historia de la Revolución  Industrial  narrada por tu profesor de historia.

££££££££££££££
Hola pequeños guerreros, lo siento por no haber subido antes pero no he tenido tiempo. Aquí os dejo un textito que se me ocurrió  en clase de historia.
¿Y si nos seguimos?
Instagram y twitter: erikaur31
Wattpad: Erika3181.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Placeres de la vida.

Volar

BOOK TAG